martes, 23 de mayo de 2017

Bombones de Morcilla

Una tapa nuevamente Manchega y con Morcilla, pero sin duda esta es una mezcla deliciosa como un bombón. Son fáciles de hacer en casa y fáciles de sorprender a vuestros invitados. Yo prefiero terminarlos en el horno pero fritos quedan también realmente buenos. Si gustáis de ponerlos en cucharilla podéis acompañarlos con alguna mermelada de frutas, lo que acentuará el sabor dulce que ya le aporta la manzana. 
Si las ponéis en cápsulas de trufa no necesitarán mucho más que ganicas de comer y degustar! Fácil, fácilmente facilísimo!!

Ingredientes
500 g de morcilla de cebolla sin piel y troceada
200 g de manzana pelada y rallada gruesa
1 pellizco de pimienta molida
1 ó 2 claras de huevo
150 g de granillo de almendra cruda
Aceite de oliva virgen para freír

Ponemos en un bol la manzana rallada y añadimos la morcilla y la pimienta y mezclamos con ayuda de un tenedor. Formamos bolas del tamaño de una albóndiga o trufa de chococlate y las colocamos en una bandeja forrada con papel de hornear. Las guardamos unos minutos en el frigorífico para que endurezcan.


Ponemos las claras en un bol y las batimos ligeramente con unas varillas. Rebozamos las bolas de morcilla en las claras y luego en el granillo de almendras. 

Por último, podemos terminarlas o cocinarlas de dos formas diferentes, al horno o en freidora. 
En el horno, resultan menos grasas, las colocamos tal cual en la bandeja de horno con el papel de hornear y las horneamos en horno a 180, unos 10 minutos más o menos.
Si optamos por freír, las freímos en aceite muy caliente durante unos segundo y las dejamos enfriar sobre papel de cocina.

Podemos servir en cucharillas de presentación o en unas cápsulas de trufa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario